La mayoría de la gente empieza a otear el mercado laboral británico desde España. Uno de los mayores problemas es el hecho de no disponer de número de teléfono británico y dirección local que poner en el Currículum Vitae. Para la dirección postal se puede recurrir a un amigo. Sin embargo es esencial poder recibir las llamadas de los recruiters. Rara vez, y menos en tiempos de crisis, se aventurarán a marcar un número de teléfono internacional (aunque siempre hay excepciones). Continue reading