El CV es una herramienta de márketing personal. Se suele decir que el CV tiene como objetivo conseguir ser llamado a una entrevista. En un ambiente dominado por recruiters, por suerte o por desgracia, se depende también de otros aspectos más políticos, como la relación que tenga nuestro recruiter con el manager de la empresa o lo bien que hable de nosotros.

En cualquier caso, voy a poner una breve lista con algunos errores frecuentes que suelen aparecer al traducir/adaptar un CV español al inglés. Continue reading

Es inútil citar en el CV los títulos de inglés de Cambridge, TOEFL y mucho menos los de las escuelas oficiales de idiomas; los nativos simplemente no los conocen. Solamente son requeridos si se quiere ingresar en una universidad.

En cuanto al nivel, basta con poner que se habla “fluent”. Si el nivel real es suficiente o no para un determinado puesto, eso ya lo averiguará el recruiter o la persona con la que se hable por teléfono.

En cualquier caso el nivel de inglés del candidato ha de ser alto. Poca gente tendrá problemas en comunicarse por correo electrónico, pero antes o después se deberá pasar la prueba de fuego en la que uno mismo adquiere consciencia del nivel de inglés: la entrevista telefónica. Continue reading