El trabajo como contractor es de duración determinada, típicamente 3 ó 6 meses. Sin embargo, es frecuente el renovar el contrato con la misma empresa varias veces (Esto a los recruiters les encanta porque vuelven a embolsarse su comisión sin mover un dedo).  Dado que un contractor es básicamente un mercernario, es peliaguda la situación en la que se pide un aumento cuando toca la renovación del contrato.

En ContractorUK, la mejor web dedicada a este colectivo en UK, dedican un artículo a explicar cómo plantear un aumento de tarifa al cliente o cómo intentar cobrárselo al recruiter (el cual está altamente interesado en que el contractor siga en su puesto).

Contractor UK: When IT contractors push for a rate rise

La razón fundamental para externalizar servicios está resumida con el deseo de no tener que asumir gastos fijos y tratar de conseguir que el coste de desarrollo del proyecto dependa linealmente de su duración y del número de personas que trabajan en él.

Los clientes pagan un premium muy alto para lograr esto y por eso las tarifas de consultor son mucho muy elevadas en comparación con los costes de emplear a esa misma persona. (entre el doble y el triple) Continue reading

Disculpas por el uso de anglicismos o de calcos. Permanent se refiere a trabajo indefinido en nómina de una empresa mientras que Contractor o contratista se refiere al trabajador que realiza contratos por obra de duración determinada: generalmente de 3 ó 6 meses, aunque existen contratos de un par de semanas, y también profesionales que han ido renovando el mismo contrato durante años sin pasar a ser personal de la empresa.

Lejos de ser un ejemplo de precariedad laboral, en estos contratos temporales es donde se obtiene más dinero. Los contratistas funcionan de forma similar a los autónomos. Continue reading